Generación ciudadana: utopía o realidad

La promulgación de la ley 20.571 fue creada en el gobierno de Piñera y luego ratificada en el gobierno de Bachelet el 20 de febrero del año 2012. La ley entró en vigencia el 6 de septiembre del 2014 y la normativa técnica se publicó casi un mes después,  el 22 de octubre del 2014. ¿Qué ha pasado hasta la fecha con las instalaciones fotovoltaicas inscritas bajo esta ley?,  ¿cuáles son sus proyecciones de crecimiento en Chile?, ¿cuáles son las principales barreras para el desarrollo de la fotovoltaica a nivel residencial y en las PYMEs?

En octubre del año pasado asistí a un evento organizado por el GIZ y el Ministerio de Energía donde vi con gran atención la exposición de la presentación de Christian Santana, Jefe de la División de Energías Renovables del Ministerio de Energía, sobre los avances en materia de generación distribuida. Les comparto la presentación.

Dentro de los gráficos que me llamaron la atención, hubo uno donde se proyectaba exponencialmente la potencia instalada y conectada bajo la Ley 20.571 con los registros que lleva la SEC de la instalaciones fotovoltaicas. Es interesante que este tipo de actividades permita dar a conocer  el despliegue de trabajo del gobierno y del sector privado,  mostrando los resultados después de 2 años de entrada en vigencia de la normativa que regula estos sistemas en instalaciones de clientes regulados.

¿Qué ha pasado hasta la fecha con las instalaciones fotovoltaicas inscritas bajo esta ley?

A septiembre del 2016 se encontraban conectados y regularizados 392 sistemas de generación que suman una potencia de 4,3MW.

Para profundizar un poco más en estos números, en el sitio web de la Comisión Nacional de Energía (CNE) existe un programa de información abierta denominada “Energía Abierta” donde existe un informe que resume todas las instalaciones regularizadas hasta la fecha, tomando como fuente la Superitendencia de Electricidad y Combustibles (SEC). La información de las instalaciones inscritas en la SEC se puede ver en...

>> Leer más en el artículo original